Una palabra que luego se convierte en promesa, puede cambiar el rumbo de tu vida para siempre. Pues grandes hombres de Dios se han movido en fe y han asumido el llamado, confiados en una palabra que recibieron de parte de Dios. Recuerda que Dios no es hombre para mentir, ni arrepentirse (Números 23:19).

Muchas veces el Señor nos da promesas de las cuales no nos aferramos, y es que si tan solo empezáramos a hacerlo, veríamos maravillas suceder en nuestras vidas. Hoy te invito a que busques, posiblemente en tus notas, alguna cosa que el Señor te haya hablado en una Convención Internacional, ese verso, esa charla o ministración que fue poderosa, pero que dejaste dormir y apagar.

Es tiempo de retomar esas promesas, de creer con todo el corazón y de esperar lo nuevo que Dios está por entregarte en esta Convención Internacional G12 del 2022, cuyo nombre “Unción de Multiplicación” será una realidad en este año para tu familia y ministerio.

Pastores como Julián y Fanny Flechas, son un ejemplo de haberle creído al Señor, aun cuando no veían las cosas suceder, se aferraron a una promesa y a la Visión G12 que Dios nos dio y corrieron en fe. Hoy día pueden dar testimonio de la multiplicación que ha tenido su iglesia en la Sede de Mosquera. ¡Conoce aquí su testimonio y lo que Dios ha hecho en su vida, familia y ministerio.

¡Es el tiempo de que vivas la promesa de Dios en tu vida y té aferres a la palabra que Dios ha preparado para ti este año!